Yo no he deseado jamás en la vida cambiarme por nadie
pues con mis defectos y con mis vir
tudes siempre pude aceptarme
de mis fracasos, mis amores, siempre aprendí de mis errores
pero nunca celos o envidia de nadie jamás
yo sentí Hasta que el destino me puso ante tu mirada y así comenzó my obsesión, mi delirio por conquistartpero al saber que no eras libre, no me aleje y en cambio quise estar lo más cerca posible de ti, espiarte y seguirte donde vas
Envidia, me muero de celos
pensando en la forma que ella
te acaricia
y sie
mpre me estoy imaginando
las veces que ella te hace suyo
no puedo a
guantar tantos celos
me muero de envidia queriendo ser luna de noche
y así ser testigo de tanto derroche
queriendo cambiar yo mi vida por la de ese hombre
y amarte hasta que se te olvide...su nombre
Va contra mis principios, mi moral, mi dignidad
el tener sentimientos de amor por un hombre ajeno
que será mi condena...que me va a matar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores