Ya no me importa lo que ayer no entendía,
quizás porque nunca me importo nunca lo entendí.
Marcas, cicatrices que ya no me duelen.
Me rió de cada golpe, porque aprendí que la vida es muy corta para poder llorar. Y decidí tomarme un tiempo para aprender a reír.
Aprendí que la gente no merece verte triste, Que nadie debe decirte que hacer y que nadie puede ayudarte en los líos que te has metido tu sola.
No me tomo tiempo para preguntarme porque me equivoque.Me tomo tiempo para aprender a aceptar los errores.
Deje de odiar mis defectos y aprendí a amar mis virtudes.
Decidí que nadie tiene que manejarme,que yo soy una persona aparte.
Aprendí a no dejarme llevar por los sentimientos, de no ser tan idiota y mantener los ojos bien abiertos.
Que no acepte consejos de personas que no sean un gran ejemplo.
y que el amor es un juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño.
Del amor no se aprende, se aprende de los errores que cometiste en el.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores