Contigo es demasiado, sin ti también .

Mis horas ya no se explican.
Mis días  ya no te aplican.
Mi cabeza ya no se interesa por  tus historias.
Mis penas se quemaron en enero.
Mis razones ya te las dí.
Mis amores se extinguieron,
pero dos siguen ahí. 
Mi tiempo arde en las brazas de lo que nunca busque.
Mis ideas nacieron desde cero el día en que te conocí.
El buscaba quien lo despierte,
Yo necesitaba paz entre tanto desorden.
El necesitaba quien lo oriente,
Yo buscaba llevar el volante.


Tu sonrisa me da la paz, que los demás me quitan.
Tus palabras me dan aliento, para saber que es lo que siento.
Te miro y entiendo que lo importante no va mas allá de un simple te quiero.
Porque tus ojos entrecerrados, me hacen saber que no merezco algo tan perfecto como tus abrazos a la madrugada.


Y no se exactamente que parte ocupas en mi vida, pero se que mi vida, esta mejor así.
Ni contigo, ni sin ti .


Y puedo ser quien tu quieras para robarte el corazón que tarde meses en comprar,
porque ya no hay ruta que cruzar, ni colchón que aguante las ganas de ser nosotros mismos.
Hay dos corazones, que rotos de distintas maneras,se resignan a volverse a curar,
 y ahí estamos tu y yo, sin saber a donde mirar.

Amaneció por fin en el campo de mis ideas,
en tus sabanas,
pero esta vez sin ti .


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores