El calor de Enero, escondido en tu pecho.

No me inspira, pero me enamora.

En veranos tan fríos como este, con tantos cuerpos al rededor, fríos como ellos mismos.
Tantas paginas de libros que buscan viajar conmigo, lejos de aquí.
La verdad no la tengo, la verdad no la se. Quizás yo esté equivocada,
pero mis impulsos así me lo permiten.
Busco descargar lo inagotable, el odio que se regenera hasta convertirse en un órgano que late en el medio de la unión de tus costillas,justo en el centro.
No puedo abandonar esta carretera, porque no se a donde me lleva.

El no me inspira, no me salva, no me distrae.
El rencor adentro mio domina lo que el me genera, se que estoy vacía, y el llena con su presencia mi estación preferida.

Cambio la frialdad de mi pecho, enterrándolo en el suyo,
Y espero que su amor, enamore mi paz como en otros inviernos, mas calurosos que este enero.


De a poco encuentro el calor de enero, escondido en tu pecho
Y la magia que desprendes cuando sonríes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores