Besos que laten, para impulsar tus mañanas.

Han pasado dos horas que tuviste que volver a la ciudad,  80 km lejos de mi.
Ya te extraño.

Tu ultimo beso aun late en mi boca,
y ese ultimo beso, va a ser  el impulso cada mañana para levantarme de la cama,
tomar un café ( aunque tristemente sin ti ) y comenzar mi día, 
por el simple hecho que, aunque sea una mañana mas sin ti,
es una mañana menos para volver a verte.

Una mañana menos que no comparta contigo mis miedos,
mis mejores vicios, mis catástrofes y mis aciertos.
Una mañana menos que no pueda sostenerme sobre tus besos.

Es duro afrontar el día a dia, sabiendo que no podre refugiarme del mundo en tus caricias, 
que hay palabras que lastiman, y tu estas muy lejos para que ello no me importe.
Porque te quiero, 
porque me sanas,
me sostienes,
y me besas.

Porque el mundo es menos mundo cuando estoy a tu lado y es mas nuestro cuando me abrazas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores